ENTREVISTA CON Gerardo Milan: PARA INTRODUCIR CUALQUIER CULTURA DE UN PAÍS A OTRO, NO HAY NADA MEJOR QUE EMPEZAR POR LA COMIDA

WhatsApp Image 2018-04-11 at 14.19.43(1)Entre nosotros aquí, un gran luchador, excelente profesional, pero sobre todo el amor para con su familia, que lo es todo para el. Llegar desde el otro lado del mundo, a una tierra desconocida y empezar desde cero es solo para  escogidos y osados. Pero por el amor al trabajo, a la familia, con mucho esfuerzo y sudor, finalmente la vida empieza a sonreírle y el éxito asoma inquebrantable. Bien por su familia y su país, Mexico. Con nosotros Gerardo Milan, el chef mexicano.

¿Cuéntanos cómo empezó  tu historia?

Trabajé desde 1998 en Atlanta Georgia USA, ahí conocí a mi esposa, ella es de Padang.  En 2004-2007 trabajé en México y nació mi primera hija. Y el 2008 decidimos venir a Indonesia.

Entonces fue por amor…

Bueno, nunca planeamos vivir en Indonesia. Cuando llegamos acá, por cosas del destino tardamos mucho en regresarnos y tuve que montar un Warung de comida Mexicana. Se llamaba Chiles, vendía tacos, enchiladas, quesadillas y burritos. Después de casi un año, me llegó la propuesta para trabajar en el restaurante Hacienda, un restaurante mexicano.

En Yakarta, supongo….

Sí, sí en Yakarta.

¿Podrías contar un poco, sobre la lucha de ese primer año? Dicen que los primeros años son muy duros.

Claro, mi esposa estaba embarazada de mi segundo hijo, Emiliano. Y ella me ayudaba a atender a los clientes, porque era un Warung, pero yo siempre he procurado dar un buen servicio sea como sea. Yo tenía que salir a comprar los insumos al mercado tradicional, tenía que ir temprano como a las cuatro de la mañana, caminando para no gastar el pasaje público, y regresar a casa caminando igual. Recién llegando tenía que cocinar lo que había encontrado en el mercado, preparar los platillos y luego esperar a los clientes. Así todos los días.

Trabajábamos mucho, todos los días, pero no teníamos casi nada de ganancias. Mi esposa estuvo ayudándome, a pesar de su embarazo. Pero yo no le permitía mucho. Yo terminaba de preparar a las 11 de la mañana y abríamos el Warung, cerrábamos a las 11 de la noche, pero si había clientes, hasta que terminaban 00:00 – 01:00. Y al día siguiente al mercado tradicional a las 4 am. En ese año perdí casi 30 kg. Pero yo me siento afortunado y agradecido con Dios, ahora lo veo que fue una vida difícil. Pero en ese momento yo recuerdo que yo estaba muy contento de comenzar un negocio, y que la respuesta de la gente estaba ahí. Nunca me sentí mal, siempre pensé que íbamos a lograr el éxito. De hecho con el Warung,  yo sentía que ya había logrado lo que quería.

Bonita historia. Gracias por compartirla.  ¿Cuéntanos un poco, de dónde sacó la fuerza para seguir luchando, ¿crees que Dios te daba tantas fuerzas?

Yo creo que todo es dado por Dios. Pero mi esposa, mi hija Yadira y mi hijo, que aún no nacía, eran mi inspiración y lo que me daba fuerza de todos los días. Mi familia, y yo soy muy patriota, siempre me ha gustado introducir mi cultura al mundo, al ver que estaba introduciendo comida Mexicana a Indonesia me llenaba de gusto, saber que de algún modo estoy poniendo mi granito de arena para hacer conocer mas mi país, eso me daba mucha satisfacción. Yo creo que para introducir cualquier cultura de un país a otro, no hay nada mejor que empezar por su comida.

Me  gusta tu filosofía. Creo que es una invitación para probar la comida mexicana, ¿Verdad qué sí?

PARA INTRODUCIR CUALQUIER CULTURA DE UN PAIS A OTRO, NO HAY NADA MEJOR QUE EMPEZAR POR LA COMIDA.

A parte de la comida, ¿hay algo que siempre te trae la atención sobre este país?

Cuando llegue a Indonesia tenía mucha experiencia de USA, pero lo que he aprendido en este país es único. He adquirido mucha experiencia al estar acá. Es muy duro, súper duro, pero da mucha experiencia y  humildad de la gente.

Check Also

Familia Terrorista no es algo nuevo

Suratno Muchoeri, académico musulmán, profesor en la Universidad Paramadina y diregente de un departamento de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 19 =