Un rincón en la calle Malioboro, Yogyakarta

un pintor en la calle de Maliboro, Yogyakarta
un pintor en la calle de Maliboro, Yogyakarta

Yogyakarta, la ciudad que llena de encantos que siempre nos da alguna sorpresa. Disfrutando la calle famosa Maliboro en el centro de la ciudad nos da un ambiente diferente, una calle bulliciosa y llena de colores. Allí se puede encontrar todo tipo de ropa batik hasta comida callejera. Es el iman de la ciudad, las ramblas de Yogyakarta. En esa calle, en un rincón escondido, un señor sentadito con su pincel.  Pase un ratito mirando sus obras y después de pedirle permiso me senté en una butaca.

“Mi nombre es Joko.  Joko el Pintor, es que hay muchos Jokos por allí.” dice con una sonrisa. “Estos son para regalitos, cuestan entre 35.000 hasta 65.000. Pero yo lo puedo pintar cualquier cosa incluso cara humana.”me explico enseñando me algunas pinturas que estaban debajo de otras pinturas.  Además me enseñó su móvil donde lo guarda algunas fotos de sus clientes, algunos son extranjeros.  ¨Ellos me dan una foto y luego lo pinto.¨

El precio para pintar la cara humana, cuesta 150.000 por cada una. Si en la foto se encuentran dos personas, pues se multiplican por dos así de sencillo.  ¨Hoy en día tengo muchos pedidos, pero tampoco puedo gastar todos los días pintando.¨ dijo dándome el número de su móvil. Si algún día me da las ganas de pintar mi cara, me lo sé a dónde que tengo que comunicarme

Check Also

Jordy Maree y Piper Harrison ganaron Nias Pro International Surfing 2019

Jordy Maree, el surfista de Sudáfrica, y Piper Harrison, la surfista australiana, ganaron Nias Pro …

One comment

  1. Creo que hay otro citio más barato y hace mucho mejor. Cerca de la Universidad Gajah Mada puedes encontrar artistas que pintan mejor y salen mucho más barato.

Tinggalkan Balasan

Alamat email Anda tidak akan dipublikasikan. Ruas yang wajib ditandai *

fifteen + ten =